En la base de la pizza está la masa. Una simple masa hecha sólo de agua, harina y aceite de oliva, de sal y una pizca de azúcar. Como el tiempo de levadura es largo, le aconsejamos que prepare esta masa por la mañana (antes de ir a la oficina), que la deje subir durante el día, que la use por la tarde.