En la cocina, la velocidad es una necesidad en todo momento. Un cuchillo sin filo no permite cortar la comida rápidamente. En este tipo de situación, tener un afilador Con un afilador de cuchillos tienes un cuchillo afilado listo para usar en unos minutos. Entonces puede continuar con sus preparaciones culinarias con total tranquilidad sin perder tiempo. El corte es más preciso y si hay que pelar, es más fácil calcular el grosor de la piel.